DENUNCIAMOS ANTE EL DIPUTADO DEL COMÚN EL REGLAMENTO DEL ALBERGUE Y LA SITUACIÓN GENERAL QUE SE VIVE EN ESTE CENTRO.

Hoy jueves 28 de abril hemos presentado denuncia ante el Diputado del Común por el reglamento abusivo, injusto e inconstitucional del Albergue de Santa Cruz, solicitando de paso intervención urgente de esta alta institución y cita con Jerónimo Saavedra (adjuntamos fotos de los respectivos escritos), por tratarse de un asunto que afecta a personas que necesitan de ayuda y están siendo expulsadas con claro riesgo para su salud. Decir que el reglamento de régimen interior del Albergue fue aprobado en mayo de 2014, a propuesta o sugerencia del propio Diputado del Común, por las muchas quejas y reclamaciones que recibía la institución autonómica por el maltrato que allí se dispensaba. En el Diputado del Común nos aseguran que nunca recibieron comunicación ni consulta alguna sobre la idoneidad del reglamento.

Escrito de Queja y Solicitud de entrevista:

IMG-20160428-WA0009-1 IMG-20160428-WA0010-1-1

Sobre el Pleno al que hacemos alusión, sí podemos decir que fue el PSOE quien propuso y defendió el reglamento en la persona de Alicia Álvarez, concejala de Asuntos Sociales en esa fecha. Todos los grupos votaron a favor salvo Sí se Puede y PP que se abstuvieron. SsP criticó las sanciones por excesivas, invitando a la concejal a que contara en el redactado con la Plataforma por la Dignidad, con la Asociación Viera y Clavijo o con personas como Rosy Cubas. El Sí se Puede esperaba que se tuvieran en cuenta sus sugerencias y el reglamento volviera algún día al Pleno. El PP por vía del señor Oscar García, actual concejal, entonces en la oposición, también fue crítico con las sanciones del reglamento, insistiendo en la necesidad de ser humanos en el trato con las personas sin hogar. El reglamento se aprobó definitivamente un tiempo después, sin que se atendieran las peticiones del Sí se Puede. Paradojas del destino, el señor Oscar García, que entonces criticaba el texto, ahora la aplica con mano dura sin modificar o cambiar nada.

Al Diputado del Común les hacemos entrega de copia del reglamento citado, que pueden descargar aquí.

También entregamos copia de un reglamento de régimen interior de otro albergue español, el de Sevilla, con unas sanciones más ponderadas, proporcionales y acordes a la realidad de lo que debe ser un centro que pretende llamarse de acogida, que pueden descargar aquí.

En este reglamento, el de Sevilla, para las sanciones leves hay un abanico más amplio, y menos duro, a saber:

i. Amonestación verbal o escrita.
ii. Limitación en la participación en actividades educativas y de ocio.
iii. Realización de tareas que contribuyan al mejor desarrollo de las actividades del Centro, dirigidas a reparar los daños causados o a mejorar el entorno del Centro, durante un tiempo determinado.
iv. Baja en el Centro, pudiendo solicitarse de nuevo el ingreso pasado un mes desde la fecha de baja.

El reglamento del albergue de Santa Cruz de Tenerife sorprende por sus sanciones, pues sólo hay una sanción para cada categoría. Para las faltas muy graves la sanción es expulsión de un año en adelante, pudiendo llegar a ser a perpetuidad. Para las faltas graves la sanción es expulsión por entre tres meses y un año. Y para las faltas leves también la sanción es expulsión, pudiendo llegar hasta los tres meses en este caso. Asi a bote pronto, sorprende y escandaliza muy mucho que un reglamento que pretende servir para organizar un centro donde residen personas en su mayoría con mil problemas y necesidades de ayuda, no haya más sanción que expulsión del centro y privación de todos los servicios del mismo. Nos preguntamos qué pasa con las faltas menores, si por cualquier cosa la sanción es expulsión. ¿Y si un usuario está en fase de reinserción o participa en programas de deshabituación al alcohol o a las drogas? ¿Se va a la calle sin más y vuelta a empezar, y todo el trabajo a la basura? Se ve que lo del principio de proporcionalidad de toda norma jurídica los que redactaron este reglamento no lo habían estudiado.

A nuestro juicio, a juicio de cualquier persona con sentido común, y a juicio también de varios abogados consultados, el reglamento del albergue atenta claramente contra el principio de proporcionalidad de toda norma sancionadora, un principio que protege derechos que están por encima de la necesidad de dotar de seguridad a un centro social, y que por tanto debería llevar sin dilación a la anulación de tal reglamento, tal cómo establece, por ejemplo, el artículo 62.2 de la Ley 30/1992.

El motivo de elevar escrito de urgencia al Diputado del Común para que actúe con celeridad se debe a la situación entre otros de Juan Carlos, un usuario del albergue por el que nos avisaron el pasado viernes día 22 de abril, para que acudiéramos a verlo una vez que había sido expulsado del albergue y acusado de quemar un coche de  la UMA. Más allá de lo que haya hecho o haya dejado de hacer, Juan Carlos se está deteriorando bastante en estos días, tanto física como anímicamente. Se le ha echado a la calle, por lo que cuenta y lo que sabemos, sin darle derecho a defensa ni escrito alguno, ni derecho a comer ni derecho a ducharse en el Albergue. Así las cosas, hace dos días tuvimos que ir a atender a Juan Carlos, inconsciente, sin respuesta, en la trasera de la iglesia de Los Gladiolos, debiendo llamar al 112 para que fuera atendido de urgencia. Por tal motivo, por estar seriamente en riesgo su integridad física y mental, recurrimos al Diputado del Común y por extensión volvemos a denunciar el caso en los medios.

Confiamos en que de una u otra manera, este reglamento sea cambiado y mejorado, y con ello también la situación general del albergue de Santa Cruz, donde nos siguen llegando denuncias cada día, con gente que duerme en el suelo sin colchón ni soporte blando alguno, en unas condiciones muy poco dignas que para nada pueden estar justificadas con la saturación del centro o la falta de recursos.

De igual modo, esperamos que la oposición en el Ayuntamiento y el propio Gobierno Local tomen cartas en el asunto en la línea en la que reclamamos los colectivos denunciantes, y no miren para otro lado o traten de justificar lo injustificable, y no nos obliguen a tener que acudir a la justicia para resolver un asunto que es de simple y pura humanidad.

Un 28 de abril de 2016, desde la Plataforma por la Dignidad. 

Adjuntamos el vídeo donde se puede ver el Pleno del Ayuntamiento donde se trató este asunto, en la primera mitad, después del punto del servicio de atención a domicilio: http://www.santacruzdetenerife.es/animaciones/videos/corporacion2014/pleno_20140509_1.m

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s