EL VÍA CRUCIS DE UN PACIENTE POR LA SANIDAD PÚBLICA CANARIA

Vicente, varón de 45 años vecino de Güimar, en 2013 se le diagnostica un enfermedad vascular que le ocasiona protuberantes y dolorosas varices en la pierna izquierda, como se puede apreciar en la foto inferior. Acude a su hospital de referencia la Residencia Nuestra Señora de la Candelaria en noviembre de 2013, donde lo ve el doctor Castillo, cirujano cardiovascular, negándole la posibilidad de operarse entendiendo que está contraindicado.

12366498_156038768087025_1022018090_n    CAM01372

Ante los fuertes dolores que sufre, Vicente ejerce su derecho a una segunda opinión médica en el Hospital Universitario de Canarias, y el día 21 de enero de 2014 es valorado por especialista en cirugía vascular quien ve viable y necesaria una operación que solucionaría su problema y que el mismo facultativo podría realizarla si Vicente cambia su hospital de referencia al HUC.  El 27 de enero de 2014 Vicente acude a la Dirección de Área de Salud de Tenerife para solicitar un cambio en su hospital de referencia para que se le pueda efectuar la operación en el Hospital Universitario de Canarias. El 28 de enero el Director de Área Alberto Talavera autoriza el cambio.

Vicente respira aliviado pensando que podrá ser operado en un tiempo prudencial de sus problemas circulatorios, aunque se arma de paciencia sabedor de lo largas que son las listas de espera quirúrgicas en Canarias. Así, pasa un año largo sin que nadie llame a Vicente del HUC para operarlo, entretanto, los problemas de salud de Vicente se agravan, con dolores fuertes en la pierna que lo imposibilitan para caminar en ocasiones, al margen de otros problemas asociados, por tal motivo, Vicente acude al ambulatorio a su médico de cabecera el día 8 de abril de 2015, y el facultativo, a la vista de la grave situación que presenta Vicente lo manda urgente al especialista en el mismo ambulatorio. El especialista en cirugía, lo ve el 13 de abril y bastante molesto con Vicente se limita a reafirmar el informe del cirujano de la Residencia Nuestra Señora de la Candelaria en el que se contraindicaba la operación, recriminándole que ” a qué venía él allí si ya había sido diagnosticado como no operable”

Ante este panorama, desesperado, el 20 de abril de 2015 Vicente acude a la Consejería de Sanidad y a la Consejera le remite un escrito contándole su caso y pidiéndole ayuda. Desde la Consejería le responden en junio de 2015 aconsejándole que pida cita en el 012 para que sea nuevamente valorado por el doctor Castillo en la Residencia de La Candelaria. Vicente no entiende que se le vuelva a remitir al mismo doctor que había contraindicado la operación para su problema de salud y no acude, por considerarlo inútil y casi una tomadura de pelo.

El 7 de junio de 2015 Vicente pone reclamación ante el Servicio Canario de Salud denunciando su caso y pidiendo que al fin se le llame para ser operado en el HUC, reclamación por la que no recibe respuesta. Y así van pasando los meses y la situación de Vicente se agrava, sufriendo diversos problemas de salud que se derivan de su patología vascular no tratada. Dichos problemas le generan aparte de los dolores mucha ansiedad y baja autoestima.

12351007_156453318045570_2050773745_n

El 3 de septiembre, Vicente denuncia su caso ante la Oficina de Defensa de los Usuarios Sanitarios, la ODDUS, oficinas a las que acude en más de una ocasión con posterioridad y desde donde lo van remitiendo sin éxito a distintas instancias del Servicio Canario de Salud sin que encuentre solución a su problema. En su desesperación por encontrar a alguien que lo ayudara, Vicente contactó también con el partido Ciudadanos, pero poco o ningún caso lo hicieron, debiendo estar muy ocupados con su campaña.

Finalmente, Vicente contacta a principios de diciembre de 2015 con la Plataforma por la Dignidad. En la Plataforma lo escuchamos e intentamos entender todo lo que le pasa, e iniciamos los trámites para solucionar su problema. Así, el viernes 11 de diciembre acudimos con Vicente a la Dirección de Área de Salud de Tenerife a ver a Alberto Talavera el director y buscar solucionar el problema, y allí comprobamos que lo que pasaba es que en todo este año y medio de sufrida espera y peregrinar de Vicente nadie le había explicado bien a Vicente que debía efectuar él mismo los trámites en el HUC para que le fuera asignado dicho hospital como hospital de referencia para ser operado. Vicente dio por hecho que con la carta de Alberto Talavera autorizando el cambio de hospital de referencia para su operación la misma Dirección de Área remitiría escrito al HUC para que se iniciaran los trámites para su operación, algo que habría sido normal en cualquier sistema sanitario mínimamente eficiente, pero por lo que se ve no aquí en Canarias.
El lunes día 14 de diciembre volvemos a acompañar a Vicente, en este caso al HUC, al servicio de atención al paciente, y allí al fin conseguimos que le encaucen su caso, pero debido a las largas listas de espera habituales de nuestra Sanidad Canaria, la cita que le dan a Vicente con el especialista que supuestamente va a operarlo tiene fecha en el mes de mayo de 2016. Una cita donde tendrán que volver a valorarlo, volver a hacerle pruebas, para luego sí procede ponerlo en lista de espera quirúrgica, para una operación que se demoraría hasta primeros del año 2017 con mucha suerte.

En este punto, desde la Plataforma por la Dignidad consideramos lamentable que en dos años de calvario de Vicente, nadie en ninguna institución de las que acudió, tuviera la paciencia y la dedicación mínima para interesarse bien por su caso y explicarle y ayudarlo en lo que hiciera falta, debiendo ser simples ciudadanos los que lo hagan, sin ser especialistas en nada que tenga que ver con la Sanidad o la Administración Pública Canaria.

Y esta es la situación que tenemos a día de hoy. Esta es la Sanidad Pública Canaria. Vicente no puede más con sus dolores, y lo que es peor, está muy desesperado y ansioso, y en su desesperación se ha puesto con una pancarta (ver foto) frente a la sede de la Consejería de Sanidad en Santa Cruz de Tenerife, la que hay junto a la Plaza Weyler, a la espera de que alguien lo vea y lo ayude.

Desde la Plataforma mientras tanto estamos escribiendo al Director Médico del HUC para que agilice los trámites lo más posible dada la demora acumulada ya de dos años, y a la par denunciamos el caso ante la opinión pública para que otras instancias políticas, sociales y sindicales se impliquen en el caso de Vicente con vistas a darle pronta solución. Rogamos por tanto den la máxima difusión a la información facilitada agradeciéndolo de antemano.

En Santa Cruz de Tenerife, un 15 de diciembre de 2015,
desde la Plataforma por la Dignidad
(teléfono 669447122)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a EL VÍA CRUCIS DE UN PACIENTE POR LA SANIDAD PÚBLICA CANARIA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s