El Ayuntamiento de Santa Cruz vuelve a meter la pata, y ya van muchas

Hoy jueves a las 7.30 de la mañana ya había 15 agentes de la unidad especial de intervención de la Policía Local (UNIPOL) en las chabolas del Pancho Camurria, con otros muchos operarios de mantenimiento y limpieza del Ayuntamiento, con camiones, técnicos especializados, miembros de la UMA y el concejal Dámaso Arteaga a la cabeza. Semejante despliegue, para echar abajo cuatro infraviviendas que según el Ayuntamiento estaban desocupadas, y evitar así que fueran otra vez habitadas por nuevas familias. Sin orden judicial, necesaria también en este caso, casi con nocturnidad, sin avisar a la Plataforma, cuando hacía apenas dos días habíamos estado reunidos con la señora concejala de Asuntos Sociales como parte de la colaboración que hemos abierto con el consistorio, sin la presencia de la señora concejala de Asuntos Sociales y su segundo el Consejero Delegado, y sin ni tan siquiera contactar primero con los ocupantes de esas cuatro viviendas para comprobar si efectivamente estaban vacías.

chabolistas-pancho-camurria

Pueden imaginar el nerviosismo de las familias que allí viven ante tamaño despliegue, con la incertidumbre de no saber y el miedo a que los echaran a todos de allí sin más contemplaciones. Por suerte se pudo mediar para calmar los ánimos, haciendo ver a la comitiva que las chabolas son frágiles y están conectadas unas con otras, y no se puede tirar una sin afectar a las colindantes. Y al final resultó que sólo una infravivienda estaba desocupada, el resto, las otras tres contaban allí con sus ocupantes, uno de ellos recién operado de un tumor convaleciente aún. Se llegó al acuerdo con los residentes para que ellos mismos sellen el habitáculo de 6 metros cuadrados que estaba desocupado para evitar que nadie más lo utilizara, y se acabaron marchando todos de allí.

Hasta aquí el relato de los hechos de esta mañana, lamentables y muy desafortunados, donde el Ayuntamiento de Santa Cruz a nuestro juicio vuelve a meter la pata por la manera de proceder, cuando se habría podido evitar tan triste espectáculo llamando directamente a las familias o a la Plataforma para aclarar el tema de las cuatro chabolas y el supuesto riesgo de nueva ocupación.

Conviene recordar que hace unos meses, el Alcalde en persona, con la concejala de Asuntos Sociales, el Consejero Delegado del IMAS, miembros de la Plataforma y una representación de familias del Pancho Camurria acordamos trabajar para encontrar viviendas a precios bajos a las que pudieran mudarse en condiciones dignas gracias a las ayudas y garantías que ofrece el Ayuntamiento de Santa Cruz. Se dio un plazo y nosotros en la Plataforma estamos cumpliendo, hoy mismo le hemos remitido a la señora concejala una decena de viviendas a precios bajos que podrían ser factibles de pasar al fondo de viviendas sociales del Ayuntamiento, y hace un mes llevamos al Ayuntamiento 80 viviendas de promoción pública vacías, a estrenar, propiedad del Banco de Santander, ubicadas en un barrio del distrito suroeste de la ciudad, con unos precios mínimos de alquiler muy interesantes, sin posibilidad de subirlos más sin incumplir la Ley. 80 viviendas en tres edificios cerrados (que pueden ver en la foto), que difícilmente va a alquilar a nadie con la crisis que vivimos, 80 viviendas que serían la solución para muchas familias, no sólo para las que viven en las chabolas del Pancho Camurria. 80 viviendas que han sido puestas en bandeja al Ayuntamiento para que el señor Alcalde negocie hasta alcanzar un acuerdo razonable y unos precios asequibles.

31012013118

Entonces, ¿qué más necesitan en el Ayuntamiento? Tienen una moción sobre viviendas sociales aprobada el pasado 30 de noviembre en Pleno guardada en un cajón sin desarrollar, tienen la posibilidad de bonificar con el IBI a los propietarios que cedan viviendas vacías en alquiler social, también pueden penalizar a los que las mantengan vacías de manera permanente sin motivo justificado, y hablamos de unas 20.000 viviendas vacías en la ciudad según algunas estimaciones. 

Entonces, ¿qué está pasando aquí? Y puestos a preguntar: ¿por qué hay tanto interés por sacar a estas familias de la calle y arrasar el poblado del Pancho Camurria, cuando el terreno no pertenece ni tan siquiera al Ayuntamiento, es del Cabildo? ¿Acaso no hay en torno a una decena de núcleos chabolistas y personas sin hogar malviviendo en Santa Cruz?, ¿por qué no ponen el mismo interés por estos otros?

En fin, muchas son las dudas, mucha la desconfianza que nos ofrece el proceder del Ayuntamiento, aún valorando positivamente el aparente interés que tienen por ayudar a estas familias. 

De lo que sea seguiremos informando. Saludos cordiales desde la Plataforma por la Dignidad.   

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El Ayuntamiento de Santa Cruz vuelve a meter la pata, y ya van muchas

  1. Ana dijo:

    Ojalá el Ayuntamiento tome realmente cartas en el asunto, porque debe ser desesperante no tener un triste techo bajo el que vivir con tu familia. Si nuestros gobernantes se pusieran en el pellejo de estas personas puede que dejaran de comportarse con tanto egoismo y tanta ineptitud y sacaran fuerzas y empuje para crear iniciativas válidas que dieran solución a todos estos problemas sociales, que, por desgracia, cada vez afectan a un mayor número de personas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s